Temas

TARJETAS REVOLVING

01/03/2021 · BANCARIO

La gran cantidad de deuda de los clientes de entidades financieras generada por la contratación de este tipo de tarjetas, ha llevado a muchas entidades bancarias a vender su cartera de créditos a entidades y fondos diversos para deshacerse de estos productos que perjudican sus balances financieros.

Dichas entidades y fondos (fondos buitre), de sobra conocidos en el mercado financiero y por los consumidores, sobre todo estos últimos por sus técnicas de cobro (llamadas incesantes de teléfono, a horas intempestivas, etc.) cuando no consiguen que el cliente pague, suelen terminar en la presentación de demandas de procedimiento monitorio ante el Juzgado donde reclaman la totalidad de lo debido.

Estas reclamaciones pueden adolecer de un defecto de documentación importante, dándose supuestos en que ni siquiera aportan el correspondiente contrato de la tarjeta en base al cual reclaman. Suelen aportar liquidaciones parciales de la deuda, pero no el contrato suscrito en su día y que es el documento que prueba la existencia de la relación contractual.

Este ha sido el caso de un cliente de nuestro despacho, al que le reclamaban el saldo pendiente de una supuesta tarjeta contratada en su día con una entidad bancaria. Con la demanda no se aportó el contrato de la tarjeta, por lo que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Lalín no consideró suficientemente probada la relación contractual de la que derivaba la deuda reclamada, y desestimó íntegramente la demanda presentada por el fondo que había adquirido la deuda a la entidad bancaria.

Si estás en una situación similar, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos.

¡Compártelo!